fbpx

¿Y si habláramos más de los migrantes y menos de la UNAM?

Jorge Santibáñez

Éste artículo también salió publicado en: Los Angeles Times

25 octubre, 2021
Tema:

POR JORGE SANTIBÁÑEZ
ESPECIAL PARA LOS ANGELES TIMES
OCT. 25, 2021 9:26 AM PT

Hace unos días el gobierno estadounidense dio a conocer las cifras de detenciones en su frontera con México correspondientes al año fiscal 2021 que corre de octubre de 2020 a septiembre de 2021. Más allá de que se trata de la cantidad más alta en los últimos 20 años, lo cual nos regresa a las épocas de migración masiva, las cifras impresionan por varias razones. La más importante quizá es el innegable impacto del COVID-19 en los países de salida.

Es útil aclarar que se trata de detenciones y no de migrantes. Es decir, la misma persona puede ser detenida varias veces. Sin embargo, al menos para los mexicanos, esa siempre ha sido la situación y aunque por razones obvias el número de migrantes involucrados es menor al de detenciones, regresamos a las épocas en las que el número de inmigrantes mexicanos en Estados Unidos se incrementaba en 400 mil por año. Un escándalo.

En el año fiscal 2021 hubo poco más de 1.7 millones de detenciones que contrastan con las 450 mil de 2020 (el año del COVID-19), 977 mil de 2019, 521 mil de 2018 y 303 mil de 2017. Los rubros que más crecieron son los de adultos solos y menores no acompañados. El primero prácticamente se triplicó con respecto a los años inmediatos previos a la pandemia y el segundo se duplicó. La ausencia de empleos en las sociedades de salida es evidente. Por el contrario, la migración en unidades familiares fue incluso superior en 2019 antes de la pandemia.

Otro tema que llama la atención es el incremento de detenciones de mexicanos cuyo número, 650 mil, se triplicó con respecto a los años previos a la pandemia y se multiplicó por 6 con respecto a 2017. El 90 por ciento de ellos son personas que viajan solas. El daño en la economía y el mercado laboral mexicanos es evidente y devastador.

En este escenario que debería prender todas las alarmas, llama la atención que, en México, empezando por el presidente, el debate público ignore la migración como tema central de la sociedad mexicana.

Ciertamente AMLO tiene como una de sus características más importantes y efectivas la de fijar los temas de los que se habla en la sociedad mexicana. Él lo sabe y lo explota. Nos guste o no, polarizando o no, medios, analistas y por supuesto la clase política se siente con la obligación, ante la más mínima provocación de AMLO, de posicionarse mecánicamente en contra o a favor de lo que él expresa. No importa si el tema es relevante o si AMLO está calificado para opinar del mismo o peor aún, si corresponde a sus atribuciones. Ni siquiera se reflexiona si no hay temas más importantes que debieran ser debatidos y abordados por la sociedad.

El ejemplo más reciente es el debate acerca de la supuesta derechización de la Universidad Nacional Autónoma de México. ¿Cuál es la relevancia en estos momentos de ese debate? ¿Cuál es la autoridad o conocimiento que tiene AMLO del tema como para tomar en serio sus expresiones? ¿Por qué todos se enganchan en un debate inútil? ¿Qué importa si AMLO cree que se derechizó la UNAM? Ni siquiera tiene sentido defender a la UNAM de algo que debió haber pasado totalmente desapercibido como una ocurrencia e incongruencia más.

¿Qué no sería más importante discutir y analizar por qué cientos de miles de mexicanos se van del país? ¿No sería esa salida masiva un indicador de lo mal que se abordó la pandemia o del fracaso de los programas de apoyo a los jóvenes y a la creación de empleos?

La salida de mexicanos de su país porque este no les ofrece las suficientes oportunidades de desarrollo siempre ha sido ignorada. Tradicionalmente ha sido un proceso frente al que no se hace nada. Como decía un colega desde los años 80, la política migratoria mexicana es la de no tener política. Algunos gobiernos han incluso caído en el cinismo de festejar las remesas que envían los migrantes, cuando en realidad es un indicador clarísimo del fracaso del modelo de desarrollo según el cual los empleos de una sociedad se encuentran en otra sociedad, fuera de su territorio.

Pero de ahí a discutir si la UNAM se derechizó en vez de abordar la salida de cientos de miles de mexicanos, el fracaso de los programas de apoyo y la evidencia del mal manejo de la pandemia, debiera haber un abismo.

* Jorge Santibáñez es presidente de Mexa Institute

Artículos recientes

Etiquetas

Recibe nuestras actualizaciones en investigación, boletines temáticos y publicaciones. Suscríbete