fbpx

¿Pesó el voto latino en las elecciones de medio término?

Jorge Santibáñez

Éste artículo también salió publicado en: Los Angeles Times

15 noviembre, 2022
Tema:

POR JORGE SANTIBÁÑEZ*
ESPECIAL PARA LOS ANGELES TIMES
NOV. 15, 2022 8:21 PM PT

Aun si al momento de escribir esta nota no se conocen los resultados finales de las elecciones de medio término, los escenarios derivados de resultados parciales y encuestas de salida en torno a la participación de los latinos, son ya bastante claros como para algunas conclusiones.

Se confirma que el término latino en procesos electorales debe tomarse con cuidado. No se trata de una categoría electoral o política, sobre todo si nos referimos a los resultados nacionales. Dicho término pone en el mismo saco a los latinos de Florida, mayoritariamente de origen cubano y caribeño, en donde cerca del 60% de ellos vota republicano con los de California o Nevada, mayoritariamente de origen mexicano y centroamericano, en donde poco más del 60% vota demócrata.

Contrariamente a lo que muchos piensan, el llamado voto latino no está concentrado en un partido y si bien es cierto históricamente ha favorecido ligeramente al partido demócrata, las variaciones regionales y en el tiempo son importantes. Incluso a nivel de hogar, ocurre lo que pasa en muchas familias estadounidenses no latinas y en las cuales, en la misma casa y a pesar de la convivencia cotidiana, algunos de sus miembros votan demócrata y otros por el partido republicano.

Ese voto no lo definen temas a los que los latinos son más cercanos como por ejemplo la inmigración. Muchos hispanos conocen de cerca a los inmigrantes. Con frecuencia viven con ellos, sus padres o hermanos son inmigrantes. Por esta razón se esperaría que las propuestas en el tema definirían el voto y no es el caso, según encuestas de salida en el reciente proceso electoral, apenas el 12% de ellos consideró que la inmigración fue el asunto más importante para definir su voto.

Tampoco juega, la relación que se tiene con el país de origen de ellos o sus ancestros. Ni siquiera para el caso mexicano. Lo que decide su voto son los temas económicos y sociales como el acceso a mejores empleos, el control de la inflación, una mejor educación y la seguridad. Es decir, tienen que ver con sus condiciones de vida en Estados Unidos y así, por ejemplo, los llamados de AMLO a votar en tal o cual sentido son, además de injerencistas, inútiles.

Los latinos contribuyeron a que no se diera la aplastante victoria que muchos pronosticaban del partido republicano y me atrevería a decir que fueron fundamentales para que los demócratas conserven la mayoría en el Senado, con el voto de la vicepresidenta, una vez que se confirmó el triunfo en Nevada e incluso podrían no requerir del voto de Kamala Harris si, como indican las encuestas, ganan en Georgia. La angustiante victoria en Nevada, sin ninguna duda, se debe al voto latino concentrado en ciudades como Las Vegas. No es exagerado decir que la mayoría en el Senado le da capacidad de gobierno a Joe Biden y le permite salir bien librado de este proceso electoral.

No es claro aún el papel que jugaron los latinos en que los candidatos cercanos a Trump no ganaran lo que ellos esperaban. Esas derrotas pueden ser un obstáculo mayor para que Trump sea candidato presidencial en 2024 y por fin se inicie el camino para darle la vuelta a la página del trumpismo en Norteamérica. En ese sentido la contienda por la gubernatura de Arizona, en donde viven muchos latinos de origen mexicano, aún pendiente de definición, es fundamental. La candidata a gobernadora por el partido republicano es conocida como la Donald Trump con vestido. Si, como parece, pierde la elección, los latinos habrán jugado un papel clave.

La importancia del voto hispano es sobre todo a nivel local. Los estados que podrían marcar un antes y un después en función de los resultados de las recientes elecciones, son Arizona y Texas en donde la tercera parte de la población es hispana.

En Texas si bien es cierto se reeligió el gobernador republicano y, salvo los distritos del sur del estado que colindan con México, los candidatos del partido republicano arrasaron, perdieron preferencia entre los latinos con respecto a la elección anterior y en algunos sectores de la población quedaron en franca desventaja. Según encuestas de salida, en la elección de gobernador el 76% de los jóvenes hispanos entre 18 y 29 años (casi todos de origen mexicano), votaron por el candidato demócrata. Si algún día Texas es decididamente demócrata, será por los latinos y el escenario electoral nacional en Estados Unidos cambiará radicalmente. Ese futuro es posible.

¿La elección de 2024 será definida por los latinos? Quizá es demasiado pronto para afirmarlo, por el momento es más un deseo que una realidad, pero en estados como Texas, Arizona o Nevada que se suman a lo que ya pasaba en California, hay indicadores esperanzadores.

* Jorge Santibáñez es presidente de Mexa Institute

Artículos recientes

Etiquetas

Recibe nuestras actualizaciones en investigación, boletines temáticos y publicaciones. Suscríbete