fbpx

Dudas acerca del voto latino

Jorge Santibáñez

Éste artículo también salió publicado en: Los Angeles Times

21 septiembre, 2020
Tema:

By JORGE SANTIBÁÑEZ
ESPECIAL PARA LOS ANGELES TIMES
SEP. 21, 2020. 3:09 PM

En pleno proceso electoral en Estados Unidos, en lo referente al voto latino, los analistas políticos coinciden en por lo menos dos puntos. El primero de ellos es la importancia de los más de 32 millones de posibles votantes que podrían jugar un papel muy relevante en esa elección y la segunda, que no es claro por cuál de los dos candidatos votarían.

Desde el punto de vista numérico la relevancia del voto latino es indiscutible. Con más del 13% de los posibles votantes, los latinos se convertirán en la elección de 2020 en la primera minoría étnica/racial por encima de los afroamericanos o de los asiáticos. Dicho lo anterior, es importante detenernos en su concentración geográfica que aunada al sistema electoral estadounidense los hace muy relevantes en algunos estados y menos en otros.

Dos de cada tres latinos que podrían votar viven en cinco estados: California, Texas, Florida, Nueva York y Arizona. Uno de cada cuatro votantes latinos vive en California. Si lo que definiera la elección fuera el llamado voto popular, estos números convertirían al voto latino en muy relevante mas allá de donde vivan, pero como el sistema electoral estadounidense define la elección por el llamado colegio electoral, en el que cada estado tiene un número de votos y el partido que gana un estado se lleva todos esos votos, en realidad su importancia es relativa a los estados y no en general.

Es decir, su concentración geográfica pasa a ser un tema muy importante. Bajo esta lógica los estados en los que mas pesan los votantes latinos son: Nuevo México en donde representan el 43% de los electores -recordemos que Nuevo México era territorio mexicano-, California y Texas con el 30%, Arizona con el 24% y Florida con el 20%. De la lista salió Nueva York que representa 29 votos en el colegio electoral -uno de los que mas votos tiene- y entra Nuevo México que solo representa 5.

La importancia en el colegio electoral de los estados con fuerte presencia latina no deja lugar a ninguna duda. California representa 55 votos, Texas 38, Florida 29 y Arizona 11. Si los latinos se definieran en esos estados por un mismo candidato casi garantizarían la mitad de los 270 votos que necesita el candidato ganador en el colegio electoral.

Esa definición y participación, históricamente no ha ocurrido. Los latinos son los que menos participan en las elecciones. Menos de la mitad de los que podrían votar lo hacen y casi nunca coinciden en los estados mencionados en cuanto al partido/candidato que apoyan.

Estas diferencias que no se dan con el voto afroamericano, quizá permiten formular las siguientes preguntas. ¿realmente los latinos tienen una única preferencia electoral? ¿son decididamente demócratas? ¿son decididamente republicanos?

Lo que se llama la comunidad latina se origina de manera directa de la inmigración. De hecho, eso es parte del problema. Para muchos estadounidenses, aunque los datos digan lo contrario, esta comunidad es percibida como una de inmigrantes. Así, en California y Texas esa comunidad nació a partir de inmigrantes mexicanos y mas recientemente centroamericanos, mientras que en Nueva York si se dice latino se piensa en la República Dominicana y en Florida en los inmigrantes de origen cubano. Pensar que tienen las mismas agendas políticas y en consecuencia las mismas preferencias electorales los latinos de Florida, California o Texas es un supuesto equivocado.

En una encuesta reciente, los votantes latinos priorizaron como temas para definir por quién votarían en 2020, en orden descendente, la economía, el acceso a servicios de salud, la gestión del coronavirus y la igualdad racial y étnica. Por cierto, el tema migratorio no aparece entre los mas importantes. Construir una agenda que sin abandonar la plataforma básica del partido correspondiente, refleje además esas preocupaciones y pueda sensibilizar, a pesar de sus diferencias, tanto a los latinos de Florida como a los de California o Texas será uno de los mayores retos de los candidatos.

Históricamente el voto latino no es tan homogéneo como el afroamericano. En las elecciones de 2016, el 66% de los latinos votaron por la candidata demócrata mientras que ese fue el caso del 90% de los votantes afroamericanos. En elecciones anteriores los datos no son muy diferentes.

¿Puede entonces el voto latino ser decisivo? Sin duda, además se lo han ganado con su trabajo y esfuerzo, se lo merecen de pleno derecho, pero para ello se requiere primero, que los latinos participen, que voten y segundo que se agrupen en torno a agendas y candidatos sin la dispersión que hasta ahora han tenido. De inicio, debemos estar atentos a los estados mencionados. California, Texas, Florida y Arizona. Ahí es donde los latinos pueden significar la diferencia en 2020.

Jorge Santibáñez es presidente de Mexa Institute

Artículos recientes

Etiquetas

Recibe nuestras actualizaciones en investigación, boletines temáticos y publicaciones. Suscríbete