fbpx

AMLO debe interceder por los Dreamers mexicanos

Jorge Santibáñez

Éste artículo también salió publicado en: Los Angeles Times

6 julio, 2020
Tema:

By JORGE SANTIBÁÑEZ
ESPECIAL PARA LOS ANGELES TIMES
JULIO 6, 2020. 11:45 AM

A pesar de que más allá de sus colaboradores y porristas, nadie en ninguno de los dos países, considera oportuna la visita de AMLO a Trump, esta se llevará cabo. El presidente estadounidense se limitó a convocar a su homólogo mexicano, y AMLO ha defendido esta visita con argumentos que nada tienen que ver con los que se usan para cuestionarla, pero que le permiten no hablar de otros temas mas importantes para los mexicanos.

El presidente mexicano se esfuerza en decir que el inicio del T-MEC es muy importante, que la relación entre ambos es respetuosa y que defenderá a México de manera digna. El problema es que nadie dice lo contrario. Las críticas son por prestarse a ser utilizado -y al país en consecuencia-, en la campaña reelectoral de Donald Trump y por no abordar otros temas importantes. Vaya, ni siquiera se sabe qué gana México en esta visita.

Ciertamente, la relación con Estados Unidos ha sido siempre asimétrica. Pero aun en este contexto, cabe preguntar si realmente no se puede obtener siquiera algo concreto para México. Donald Trump llevará su agenda mucho mas allá del T-MEC, que además se lee como una victoria para él y para Estados Unidos.

También abordará y revisará, los compromisos mexicanos en el control de flujos migratorios centroamericanos que tan inocentemente primero provocamos y luego cedimos, el combate al narcotráfico y la seguridad fronteriza figurarán entre ellos. ¿Y México? ¿en serio se limitará a dar por iniciado un acuerdo comercial que ya inició y en el que se cedió todo, a agradecer que nos hayan vendido unos ventiladores y a que, en la particular interpretación del presidente mexicano, se nos trate con respeto?

AMLO ha dicho que seguramente “se hablará” de otros temas. Dicho así, se puede tratar del clima, de las playas mexicanas o de la cocina regional. No se trata de “hablar” de otros temas sino de llevar posiciones y propuestas concretas en la importante y abundante agenda entre los dos países.

Como yo me resisto a creer ese sometimiento extremo ante un presidente que encarna todo lo que AMLO dice detestar, empezando por los negocios millonarios y corruptos y pasando por el racismo que tanto indignan a él y a su esposa, me atrevo a sugerir un tema que es muy sencillo, con datos muy concretos, que beneficiaría a cientos de miles de mexicanos de manera inmediata y que solo depende de la voluntad de Trump. Ni siquiera tiene que consultar al congreso. Los Dreamers mexicanos.

Los Dreamers mexicanos son jóvenes nacidos en México y que fueron llevados por sus padres a Estados Unidos, de manera indocumentada, siendo niños. Crecieron y se educaron en ese país, están totalmente integrados a la sociedad estadounidense y como en algún momento dijo el presidente Obama, solo por una cuestión de papeles no son estadounidenses.

Según la definición funcional que se adopte, se puede tratar de entre dos y cuatro millones de mexicanos. Medio millón de ellos ya están registrados en un programa conocido como DACA (por sus siglas en inglés), estudian en universidades de Estados Unidos, trabajan, son apreciados por la sociedad de ese país que según encuestas recientes está de acuerdo con su regularización migratoria y no incrementaría lo que Donald Trump detesta y llama migración en cadena, toda vez que sus padres y hermanos ya están en Estados Unidos.

La propuesta es muy simple, cuando se hable del tema migratorio y de todo lo que México ha hecho por el gobierno de Donald Trump, según él mismo reconoce, AMLO a través de su traductor solicitaría formalmente que el programa conocido como DACA no se cancele y que se busque la regularización migratoria de los Dreamers mexicanos. La primera parte solo depende de la voluntad del presidente estadounidense, la segunda del congreso de ese país.

AMLO ganaría mucho con esta petición. Echaría por tierra buena parte de las críticas que muchos hemos formulado, beneficiaría de entrada a medio millón de mexicanos, esos a los que llama héroes cada que revisa el monto de las remesas que envían a sus familiares en México y, en un tema que siempre le es cercano, obtendría un buen número de votos de los paisanos en Estados Unidos.

Ojalá y me equivoque, pero creo que no lo hará. Se limitará a agradecer y a ser utilizado.

Jorge Santibáñez es presidente de Mexa Institute

Artículos recientes

Etiquetas

Recibe nuestras actualizaciones en investigación, boletines temáticos y publicaciones. Suscríbete